REFUGIOS PARA ERIZO COMÚN O EUROPEO.

El año pasado colocamos refugios para erizo común o erizo europeo (Erinaceus europaeus) en diferentes zonas abiertas del Valle de Egüés. Los hábitats elegidos para la colocación de los refugios son zonas de transición entre pastizales o campos de cultivo de cereal y amplias zonas de matorral, dominado por el matorral mediterráneo y en menor proporción por el boj (Buxus sempervirens) y zonas de bosque de pino silvestre (Pinus sylvestris).

El erizo común tiene un aspecto reconocible por estar cubierta su zona dorsal de espinas, a excepción de su rostro, está extendido por casi toda Europa y ocupa la totalidad de la Península Ibérica. Se alimenta de todo tipo de invertebrados, principalmente insectos y lombrices. La principal amenaza de esta peculiar y simpática especie es la mortalidad por el tráfico.

Los refugios para erizo común se han fabricado de madera certificada, con unas dimensiones de caja de 30 x 30 x 40 cm. Los refugios se han integrado en el paisaje siendo muy complicado su localización, para ello se ha aportado material del entorno como piedras, ramas y tierra para “mimetizarla”. Estamos en plena época de reproducción para el erizo común, esperemos que durante este año podamos contaros la ocupación al menos de un refugio, por parte de estos habitantes tan queridos del valle.